mayo 8, 2015 General, Huella de carbono

Un problema de todos

La huella de carbono es la suma de gases de efecto invernadero (GEI) que una persona, empresa, organización, producto o servicio, emite directa o indirectamente. El impacto ambiental que se produce es medido en masa de CO2. Esto quiere decir que tiene un valor en Kilos o Toneladas.

Para medir la huella de carbono se realizan unos cálculos en función de los hábitos de cada persona o tipo que sea (empresa, producto, servicio). Los cálculos están establecidos internacionalmente y son reconocidos por diferentes estándares tales como el ISO 14064, PAS 2050 o GHG Protocol entre otras.

Si hablamos de una empresa u organización, los estándares utilizados son diferentes a los de un producto o servicio. Las empresas se miden anualmente mientras que los productos o servicios, se miden por su ciclo de vida. Obviamente, en cada caso, se utilizan sistemas de medición distintos. Marcados siempre por los estándares.

Registro de huella de carbono

Desde hace aproximadamente un año, el Gobierno de España creó el Registro de huella de carbono. Este está gestionado por la Oficina Española de Cambio Climático. Desde este registro, una empresa puede solicitar un cálculo de su huella de carbono y analizar si la está disminuyendo con el paso del tiempo. De ser así se le otorga un distintivo que puede utilizar y colocar en diferentes medios para darlo a conocer.

¿Cómo podemos dejar menos rastro?

Una vez sabemos aproximadamente la huella de carbono que dejamos en nuestro día a dia, podemos establecer una estrategia para poder reducirla y compensar todo el rastro que vamos dejando.

La media de cada persona individual está en unas 7 toneladas de CO2 anuales. Estas cifras vienen marcadas por el uso que hacemos diariamente de transporte, tanto coches, moto, avión, tren… Además, se le suman todos los productos que utilizamos cotidianamente como bolsas de basura, comida, latas, ropa, mobiliario…

Detrás de cada producto existe un proceso de fabricación. En todo el proceso hasta el consumo del producto, se emite CO2.

Un ejemplo claro era el que daba Heineken en 2012. En este gráfico se vé el porcentaje de GEI que emite Heineken en la producción de sus cervezas.
huella-carbono-heinken

Para reducir nuestra huella de carbono podemos seguir algunos consejos:

Apaga los dispositivos que no utilices

Cuantas veces vemos en todos los lugares dispositivos encendidos sin necesidad. Hay que apagarlos y desenchufarlos ya que esos pequeños puntitos de luz son pequeños vampiros del consumo de luz.

Busca alternativas al transporte

Si puedes evitar coger cualquier tipo de transporte que genere GEI, será un gran paso para reducir tu huella. Es importante poder utilizar medios de transporte que no generen GEI. Como por ejemplo la bicicleta o caminar.

Conducción eficiente

Si tienes que conducir, lo mejor será que lo hagas de manera eficiente. Esto quiere decir que no des acelerones, que viajes en marchas largas y no provoques estrés sobre otros conductores (esto genera cambios de estado en la conducción de terceros). También existen muchos más factores como por ejemplo no usar el aire acondicionado, llevar bien la presión de las ruedas etc…

Calefacción a 21 grados

Lo primero tener bien sellada la casa. Con esto conseguiremos que no se escape ni el calor ni el frio. La temperatura optima es de 21 grados en invierno y 25 en verano.

Lava a conciencia

Si tienes que utilizar la lavadora, siempre será mejor que lo hagas en horarios nocturnos (siempre que no moleste a los vecinos). El consumo será menor y gastará menos electricidad. También es bueno no lavar en agua caliente ya que aumenta el consumo. Y si pones 2 lavadoras a la semana o menos es más que suficiente.

Reciclaje

Si reciclas ayudas. Es una manera de evitar nuevos procesos de separación y de fundición de materia. Además resultará más fácil la separación y no se enviarán materiales a pozos de tierra donde se entierran.

Cocina de forma eficiente

Cuando cocines, no es necesario que tengas todo encendido. Lo primero es organizarse. Una vez tienes los procesos (parezco un informático jeje) que quieres realizar, podrás ahorrar tiempo, electricidad, gas y alimentos en la cocina.

Ahorra agua

Ahorrando agua también contribuyes al medio ambiente. Cuando te duches cierra el grifo. Cuando te laves los dientes también. También existe una huella hídrica de la que hablaremos más adelante.

Dejar de fumar

Parece una tontería pero al año aparecen más de 200.000 toneladas de CO2 directamente a nuestra atmósfera por causa del tabaco. Una cifra que asusta.

Plantar árboles

Esta es una buena ayuda para reducir nuestra huella de carbono. Algo tan sencillo como esto ayuda a compensar. Si quieres puedes hacerlo desde aquí

El objetivo

El objetivo mundial es que la media de cada individuo llegue a 2 toneladas al año. Un trabajo que costará ya que la sensibilización de todo esto es complicada. Aun así nosotros creemos que poco a poco la conciencia sobre la sostenibilidad y el medio ambiente irá creciendo. La clave está en ser consciente en todo momento de lo que se está haciendo. De esta manera, seguro que podemos mejorar todos.

Si quieres saber cúal es tu impacto, puedes utilizar esta calculadora

Written by Sergio Antón Hinojar