agosto 17, 2017 General, Naturaleza, Plantaciones

Después de un tiempo dándole vueltas sobre cómo mejorar el riego y montar algún sistema, hemos pensado que en el transcurso de llegar a una idea realmente innovadora, tenemos que conseguir una manera eficiente de regar.

Es por ello que después de buscar y buscar hemos encontrado una pickup que nos ha salido muy bien de precio y que nos servirá para regar. De hecho, este pasado fin de semana día 12 de Agosto pudimos probarlo. Hemos instalado un depósito de 1000 litros, que hemos probado llenando casi la mitad (500 litros). Con una Motobomba y sus respectivas mangueras, que compramos, hemos podido sacar agua de un pozo que tenemos en Muriel de la Fuente y cargarlo directamente en el depósito ya montado en la pickup.

Aprovechando que mi abuelo estaba allí me fui con él a regar los árboles.

Ya en el trayecto se notaba el peso y un poco de balanceo del coche pero se podía llevar perfectamente.

La entrada en el terreno ha sido una de las partes más complicadas ya que hay mucha inclinación para entrar. Tanta que es imposible entrar de cara, se tiene que entrar de lado y aún así da miedo.

Una vez hemos sorteado este problema, solo queda ponernos a regar. Hemos tardado cerca de 2 horas y media en regar todos los árboles pero la verdad que es un trabajo que NO cansa y que da gusto estar ahí en mitad del monte disfrutando de la puesta de sol así como de ver cómo van creciendo todos vuestros árboles.

El abuelo Ezequiel, que ya tiene 97 años, estaba encantado de estar allí y ver lo bien que se estaban regando. Mi abuelo me decía… “Échales bien de agua, que se emborrachen bien…” Y así lo hice 🙂

Written by Sergio Antón Hinojar